Cómo tener un plan de ahorro y convertirte en un experto en finanzas personas
Cómo tener un plan de ahorro y convertirte en un experto en finanzas personales

El ahorro es un buen hábito que te ayuda a cumplir metas y a tener un futuro económicamente más cómodo. Puede servirte para hacer realidad un sueño como asistir al concierto de tu banda favorita, tomarte esas vacaciones a un destino soñado u obtener un bien de mucho más valor para ti y tu familia como pueden ser un auto propio o una casa propia.

Dependiendo de la crianza y la situación financiera, es mucho más fácil para unos que para otros ahorrar, especialmente en los más jóvenes, quienes consideran que ahorrar es en general difícil y prefieren emplear el dinero en satisfacer su necesidad de vivir experiencias en el presente, proyectándose menos hacia sus necesidades a futuro. Algunos prefieren no empezar un ahorro por temor a fallar o ya lo han intentado antes pero terminaron por declinar al poco tiempo o empleando ese dinero para alguna emergencia o un gasto eventual.

Si este es tu caso, no te preocupes, nunca es tarde para empezar tu ahorro y, si tomas en consideración los siguientes puntos, verás cómo puedes usarlo para lograr tus sueños:

  1. La clave es la organización. ¿Aún no sabes para qué quieres ahorrar? Elige una meta: tus próximas vacaciones, comprar una nueva computadora, tomar un curso de actualización en tu carrera, etc. Convierte ese deseo en una meta y empieza a ahorrar para ello. Fíjate objetivos a corto, mediano y largo plazo. A veces es mejor empezar con algo pequeño para cosechar los resultados rápidamente e ir dándote cuenta que el ahorro es un buen hábito que tiene recompensas.
  2. Arma tu presupuesto. El primer gran paso para organizar tus finanzas personales es mantener un control y saber a dónde va tu dinero cada mes. ¿Te ha pasado que a veces pareciera que el dinero se esfuma de tu bolsillo? Muchas veces sabemos sólo cuánto ganamos, pero pocos llevan un conteo real de sus gastos. Haz una lista de tus gastos fijos mensuales. Sólo agrega lo más indispensable: alquiler o hipoteca, luz, agua, internet, celular, comida, transporte. ¿Cuánto resta de tu sueldo después de estos gastos? Ahora que lo sabes, vamos al tercer punto.
  3. Haz de tu ahorro un gasto fijo mensual. No sólo ahorres lo que te sobre. Lo ideal es que puedas ahorrar entre el 30% de tu sueldo mensual. Separa esta cantidad como si fuera parte de tus gastos fijos mensuales y luego puedes emplear el restante para gastos de entretenimiento.
  4. ¿Te cuesta ahorrar si mantienes el dinero a la mano? Hay muchas opciones en dónde puedes poner tu ahorro a recaudo e incluso convertirlo en algo más grande:
    1. Depósitos a largo plazo.
    2. Fondos mutuos.
    3. Invertir en un negocio confiable.
    4. Fondos Colectivos

La idea es poner el dinero a trabajar para que a futuro te produzca una ganancia o un bien que te permita alcanzar tus metas.

En Maquisistema tienes la posibilidad de ahorrar de forma programada con planes de ahorro que te permiten convertir ese dinero a largo plazo en un bien como puede ser un auto, un terreno, un local para un negocio o un departamento o casa para ti y tu familia.

Es tan fácil como elegir una meta y empezar a ahorrar. Si deseas un auto, tienes programas como AutoPronto o AutoAhorro, o si eliges un inmueble, puedes obtenerlo con CasaAhorro 120. Como en Maquisistema cada mes se elige entre los ahorradores a un beneficiado por sorteo, es muy probable que incluso mucho antes de lo que esperas puedas disfrutar ya de tu auto o del departamento según lo que elegiste. También, si aún no has sido sorteado y más adelante decides que ya es hora de tenerlos contigo, puedes acumular más cuotas y pedir llevártelo en la siguiente asamblea.

Como ves, es muy sencillo y puedes obtener un bien a largo plazo ahorrando cantidades muy cómodas mes a mes. Si deseas saber más, te invitamos a conocer más de nuestros productos aquí.